4 février 2016

Akamasoa : acción, esperanza y solidaridad.

La Asociación humanitaria de Akamasoa fue creada en 1989 para ayudar a las personas pobres de Antananarivo que vivían en el vertedero de Andralanita y en las calles de la capital. Su meta era de salir las personas de los lugares inhumanos donde vivían, para tener una vida digna. Desde el principio estábamos convencidos de que la dignidad era inseparable de 3 cosas: una case, un trabajo y una educación. Imposible que esas personas no viven en un ambiente aceptable con acceso a los servicios de salud.

1-700x394

Empezamos nuestra obra con los pobres. No pudimos ofrecerles el material que necesitaban. Quisimos salirles del infierno y estábamos convencidos de que ningún ser humano merecía vivir en tales condiciones.

 

Teníamos la convicción y fe en la posibilidad de un futuro mejor para esa población abandonada. Estábamos también convencidos de que una asistencia sostenible no solo puede venir del exterior pero también de los cambios individuales. Saliendo de su vieja rutina. Quisimos ayudar sin auxiliar. Es por eso que cuando trabajamos para los pobres lo hacemos siempre con ellos ayudándoles a construir estructuras: escuelas, lugares de trabajo, dispensarios con los cuales podrán reconstruir su propia vida y preparar el futuro de sus hijos.

 

Hemos elegidos de obrar con las personas que vivían en la miseria. Habían que encontrar trabajo y dejar el vertedero que les servían de casa. Pensamos que el trabajo y el campo podía curarles y salirlos del círculo de la desesperación, mendicidad, delincuencia y criminalidad: con algunas familias que querían salir de esta situación nos fuimos en el campo a 60 km al norte de Antananarivo para trabajar la tierra y formar una comunidad solidaria. Era necesario de alejarse de la capital, de las promesas ilusoria de la ciudad, del infierno del vertedero, volver a vivir.

 

Juntos construimos las casas en las cuales iban a vivir. Primero casas de madera y después más sólidas y escuelas. En resumen los primeros pueblos.

 

20140912_155149-700x366Hoy, después de 26 añosde lucha, nuestra asociación AKAMASOA haayudado a 500 000 de Malgaches. 3000 casas han sido construidas y 25 000 personas viven en nuestro pueblos. Cada pueblo tiene escuelas, dispensarios y lugares de trabajo para los adultos: cantera, agricultura, artesanía, albañilería, carpintería. 12 162 niños son escolarizados. En 2004 nuestra asociación fue reconocida de Utilidad Públicapor el Estado, lo que muestra la necesidad de su presencia y de su acción en el funcionamiento social general de la Isla.

 

Somos orgullosos de las realizaciones pero sabemos también que es imposible de acomodarse de eso. La lucha es cotidiana para todos los problemas de cada pueblo o de personas pobres que siguen pidiendo ayuda a Akamasoa. En 2014 el centro de acogida conto 38 000 personas que recibieron una ayuda de emergencia: comida, ropas, cobijas y jabón.

 

Desde un cuarto de siglo no hemos visto mejoras de las condiciones de vida de la población de Madagascar. Al contrario, hoy en día, 9 malgaches de cada 10 vivencon menos de 1,5$ cada día, debajo del umbral de pobreza definido por el Banco Mundial. Nuestra lucha es más necesaria que nunca: seguimos, animados por los logros pasados, indignados por la pobreza, construyendo estructuras sostenibles y sólidas:20150408_080153-700x498

 

1.Centro de Acogida para personas de la calle y darles una ayuda de emergencia (ropas, comida, cuidados médicos)
 
2.Alojamientos para familias pobres
 
3.Escuelas para niños, de la guardería a la universidad y Centro de formación profesional
 
4.Dispensarios para un acceso a los cuidados médicos
 

En las secciones que siguen, encontraran una presentación de las diferentes estructuras: su meta, funcionamiento. Después podrán leer el Informe de Actividad Anual para las cifras acerca de la actividad de las estructuras (el número de casas construidas al ano, el número de personas acogidas, el número de enfermos curados…)